Discípulos y Misioneros

Documento de Aparecida: Texto y Comentarios

DOCUMENTO DE APARECIDA N. 463

463. Se proponen algunas acciones pastorales:

a)         Revisar los contenidos de las diversas catequesis preparatorias a los sacramentos, como las actividades y movimientos eclesiales relacionados con la pastoral familiar, para favorecer el anuncio y la reflexión en torno a la vocación que el varón está llamado a vivir en el matrimonio, la familia, la Iglesia y la sociedad.

b)         Profundizar en las instancias pastorales pertinentes, el rol específico que le cabe al varón en la construcción de la familia en cuanto Iglesia Doméstica, especialmente como discípulo y misionero evangelizador de su hogar.

c)         Promover en todos los ámbitos de la educación católica y de la pastoral juvenil, el anuncio y el desarrollo de los valores y actitudes que faciliten a los jóvenes y las jóvenes generar competencias que les permitan favorecer el papel del varón en la vida matrimonial, en el ejercicio de la paternidad, y en la educación de la fe de sus hijos.

d)        Desarrollar en las universidades católicas, a la luz de la antropología y moral cristianas, la investigación y reflexión necesarias que permitan conocer la situación actual del mundo de los varones, las consecuencias del impacto de los actuales modelos culturales en su identidad y misión, y pistas que puedan colaborar en el diseño de orientaciones pastorales al respecto.

e)         Denunciar una mentalidad neoliberal que no descubre en el padre de familia más que un instrumento de producción y ganancia, relegándole incluso en la familia a un papel de mero proveedor. La creciente práctica de políticas públicas e iniciativas privadas de promover incluso el domingo como día laboral, es una medida profundamente destructiva de la familia y de los padres.

f)         Favorecer en la vida de la Iglesia la activa participación de los varones, generando y promoviendo espacios y servicios en los campos señalados.

Anuncios

noviembre 20, 2010 Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, MISION CONTINENTAL | , , , , | Deja un comentario

Comentario 459-462

Dado que la Iglesia está formada por hombres y mujeres inmersos en un tiempo y una cultura bien definida, con todo lo bueno y limitaciones que presenta, del mismo modo sus miembros comparten parte de esta realidad. No todo son luces pero tampoco todo es sombra. Hay esperanza.

La primera gran afirmación de Aparecida es recordar que el varón tiene asignada una misión que cumplir a nivel personal, social y eclesial. Una misión que es irrenunciable. Está llamado a dar una aportación propia en la sociedad, en la cultura y en la historia. Una forma de concretizar esta vocación es la dimensión familiar, en la cual participa juntamente con la mujer-esposa para construir la sociedad. Su identidad de varón, clara y definida, le lleva a reconocer la insustituible aportación de la mujer.

En ámbito eclesial, el Documento lamenta que en América Latina el varón “brilla por su ausencia”. Claro que esta afirmación va matizada. Pero se reconoce que muchos, la gran mayoría, han estado “al margen” de la Iglesia y del compromiso cristiano. Quizá por eso mismo la mujer ha tenido gran relevancia en muchas tareas eclesiales. El estar un poco al margen, sin comprometerse, con una presencia de “cuerpo presente” en la vida cristiana trae como consecuencia que su misma vida humana –con todas las realidades temporales-  va perdiendo el sentido y calidad de lo humano y cae, tarde o temprano, en la corriente mundana que se aleja de Dios. De allí la enumeración de tantas desgracias: violencia, infidelidad, machismo, etc.

¿Qué se espera del varón? Se espera mucho. Que sea un buen cristiano. Que sea un buen padre de familia. Que sea un buen trabajador. Que sea una buena persona. La lista puede continuar. Pero lo que se quiere volver a enfatizar: tiene que ser un discípulo de Jesucristo para que pueda ser misionero, sal y luz de la tierra en sus actividades temporales. Tiene que comenzar por su misma familia. Ésta es la tarea irrenunciable.

noviembre 18, 2010 Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, MISION CONTINENTAL | , , , | Deja un comentario

Comentario n. 458

Las acciones pastorales que se proponen no son las únicas que podrían enumerarse pero considero que no sea objetivo del Documento de Aparecida, ser exhaustivos en este tipo de recomendaciones. Ante todo, será la diócesis y las parroquias a concretizar y realizar esta dimensión de la evangelización.

Hace algunos años se publicó un documento que regulaba la participación de los laicos en el ministerio de los presbíteros. De cara a la tarea evangelizadora es importante que cada uno realice aquello que le es propio según su condición y estado: de modo que el laico –hombre o mujer- se empeñe en sus tareas seculares. Allí está su tarea principal en la misión continental: llevando el fermento de Cristo a los más variados lugares y ocupaciones humanas nobles. Este punto no se puede pasar por alto.

La maternidad nunca puede ser considerada un obstáculo para el desarrollo de la mujer. Tendrían que ser las mismas mujeres quienes descubren la verdadera finalidad de ciertas asociaciones o entidades que dicen defender y promover los derechos de la mujer, para evitar ser instrumentalizadas por discursos atrayentes o por eslóganes vacíos, que en la vida real no buscan una verdadera promoción de la mujer en sus distintas dimensiones humanas.

noviembre 7, 2010 Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, MISION CONTINENTAL | , , , , , | 2 comentarios

DOCUMENTO DE APARECIDA N. 458

458. Proponemos algunas acciones pastorales:

a)         Impulsar la organización de la pastoral de manera que ayude a descubrir y desarrollar en cada mujer y en ámbitos eclesiales y sociales el “genio femenino” y promueva el más amplio protagonismo de las mujeres.

b)         Garantizar la efectiva presencia de la mujer en los ministerios que en la Iglesia son confiados a los laicos, así como también en las instancias de planificación y decisión pastorales, valorando su aporte.

c)         Acompañar a asociaciones femeninas que luchan por superar situaciones difíciles, de vulnerabilidad o de exclusión.

d)        Promover el diálogo con autoridades para la elaboración de programas, leyes y políticas públicas que permitan armonizar la vida laboral de la mujer con sus deberes de madre de familia.

noviembre 4, 2010 Posted by | DISCÍPULOS, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, IGLESIA, MISION CONTINENTAL | , , , , , , , | Deja un comentario

Comentario 447-450

Cada uno está llamado a seguir al Señor desde la situación concreta en que se encuentra. De esto hemos tratado muchas veces. Con los ancianos se debe repetir  lo mismo. Ninguno está exento de ser misionero. Ellos también están llamados a incorporarse a la tarea evangelizadora. Algunos puede preguntarse: ¿misioneros en la tercera edad?

Muchas personas han recibido un fuerte impulso  a su vida de fe gracias a la presencia de los abuelos. Ellos han insistido a los nietos, han dedicado tiempo para enseñarle cosas básicas de la fe –que a través de los años han conseguido valorar como verdades fundamentales-  y han rezado con ellos. Cuando los padres de familia tienen, por sus muchas ocupaciones, descuidan la formación cristiana, los abuelos se muestran disponibles  a repetir las verdades básicas del catecismo.

El testimonio de fe por parte de los ancianos es muy importante para la Iglesia. Cuando han participado con frecuencia de los sacramentos puede notarse como su vida se enriquece con los valores del Evangelio. Muchos de ellos muestras virtudes humanas  bien consolidadas junto a la sabiduría de la experiencia. Escucharles es recoger frutos maduros. En la mente de muchos está el ejemplo del siervo de Dios Juan Pablo II que supo darlo todo. Asumió su vejez abrazando la cruz de Cristo.

octubre 25, 2010 Posted by | DISCÍPULOS, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, FAMILIA CRISTIANA, MISION CONTINENTAL | , , , , | 1 comentario

DOCUMENTO DE APARECIDA N. 441

441. Proponemos al respecto algunas orientaciones pastorales:

a)         Inspirarse en la actitud de Jesús para con los niños, de respeto y acogida como los predilectos del Reino, atendiendo a su formación integral. De importancia para toda su vida es el ejemplo de oración de sus padres y abuelos, quienes tienen la misión de enseñar a sus hijos y nietos las primeras oraciones.

b)         Establecer, donde no existan, el Departamento o Sección de Niñez, para desarrollar acciones puntuales y orgánicas a favor de los niños y las niñas.

c)         Promover procesos de reconocimiento de la niñez como un sector decisivo de especial cuidado por parte de la Iglesia, la Sociedad y el Estado.

d)        Tutelar la dignidad y derechos naturales inalienables de los niños y niñas, sin perjuicio de los legítimos derechos de los padres. Velar para que los niños reciban la educación adecuada a su edad en el ámbito de la solidaridad, de la afectividad y la sexualidad humana.

e) Apoyar las experiencias pastorales de atención a la primera infancia.

f)         Estudiar y considerar las pedagogías adecuadas para la educación en la fe de los niños, especialmente en todo lo relacionado a la iniciación cristiana, privilegiando el momento de la primera comunión. De importancia para toda su vida es el ejemplo de oración de sus padres y abuelos, quienes tienen la misión de enseñar a sus hijos y nietos las primeras oraciones.

g)         Valorar la capacidad misionera de los niños y niñas, que no sólo evangelizan a sus propios compañeros, sino que también pueden ser evangelizadores de sus propios padres.

h)         Fomentar la institución de la Infancia Misionera.

i)          Promover y difundir permanentemente investigaciones sobre la niñez, que hagan sostenible, tanto el reconocimiento de su cuidado, como las iniciativas a favor de la defensa y de su promoción integral.

junio 1, 2010 Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, FAMILIA CRISTIANA, MISION CONTINENTAL | , , , , | Deja un comentario

Comentario n. 438-440

Solamente quiero subrayar el valor fundamental que tiene la transmisión de la fe en esta edad. En todos los hogares donde hay niños es posible dedicar un poco más de tiempo a considerar este aspecto. Es verdad que la parroquia está llamada a ofrecer un itinerario de formación en la fe  para los niños. Pero esto no exime de la tarea de los padres para formar en la fe a los hijos. Si hubiera más conciencia en la familia de formar discípulos y misioneros de Jesucristo, se aprovecharía a transmitir una experiencia de vida.

Junto a esta tarea de formación en la fe, está el cuidado de la niñez en general. Las diversas iniciativas eclesiales nacen como una respuesta concreta del amor de Cristo por los niños. Advierte el documento, y esto es un reto, que no se puede permanecer indiferente ante el sufrimiento de tantos niños.

mayo 30, 2010 Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, FAMILIA CRISTIANA | , , , , | Deja un comentario

DOCUMENTO DE APARECIDA N. 438-440

9.2 Los niños

438. La niñez hoy en día debe ser destinataria de una acción prioritaria de la Iglesia, de la familia y de las instituciones del Estado, tanto por las posibilidades que ofrece, como por la vulnerabilidad a la que se encuentra expuesta. Los niños son don y signo de la presencia de Dios en nuestro mundo por su capacidad de aceptar con sencillez el mensaje evangélico. Jesús los escogió con especial ternura (cf. Mt 19,14), y presentó su capacidad de acoger el Evangelio como modelo para entrar en el Reino de Dios (cf. Mc 10,14; Mt 18,3).

439. Vemos con dolor la situación de pobreza, de violencia intrafamiliar (sobre todo en familias irregulares o desintegradas), de abuso sexual, por la que atraviesa un buen número de nuestra niñez: los sectores de niñez trabajadora, niños de la calle, niños portadores de HIV, huérfanos, niños soldados, y niños y niñas engañados y expuestos a la pornografía y prostitución forzada, tanto virtual como real. Sobre todo, la primera infancia (0 a 6 años) requiere de una especial atención y cuidado. No se puede permanecer indiferente ante el sufrimiento de tantos niños inocentes.

440. Por otro lado la niñez, al ser la primera etapa de la vida del ya nacido, constituye una ocasión maravillosa para la transmisión de la fe. Vemos con gratitud la valiosa acción de tantas instituciones al servicio de la niñez.

mayo 17, 2010 Posted by | ENCUENTRO CON JESUCRISTO, IGLESIA, MISION CONTINENTAL | , , , , | Deja un comentario

Comentario n. 314-318

Promover la pastoral vocacional es una prioridad dentro de la pastoral ordinaria de la Iglesia. Es parte de la evangelización integral presentar a los jóvenes la vocación a la vida religiosa o sacerdotal.  Pero no basta con una promoción vocacional entendida sólo en momentos específicos. Considero que sea más importante tener la conciencia que la vida cristiana es fundamental. Cuando en las familias se pueda hablar, o más todavía, ayudar a los hijos a responder a aquello que Dios espera de cada uno de ellos, entonces habrá la posibilidad que la llamada de Dios encuentre acogida y respuesta generosa.
Muchos de nosotros hemos tenido experiencia, o hemos escuchado tantas veces, como los adultos preguntan a los niños o a los estudiantes: ¿qué quieres ser cuando seas grande?, ¿qué has pensado estudiar?  La pregunta es importante.  Tiene que ver con aquello que será el rol en la sociedad. Partimos del hecho que cada persona es libre para plantearse la pregunta de sí mismo: ¿qué quiero hacer con mi vida?
En las familias se va configurando la conciencia de cada uno para que pueda hacer la elección de su vida. No es de extrañar que los padres se hacen “sueños” con la vida de sus hijos: “que mi hijo sea esto o aquello”. También en la escuela se va madurando la perspectiva de aquello que cada uno será en el futuro. Esto forma parte del proceso natural que hemos vivido cada uno de nosotros.
Situándonos en una perspectiva cristiana podemos decir que es importante guiar y orientar a los jóvenes para que puedan encontrar la vocación de su vida, y de este modo, puedan  meter ‘alma, vida y corazón’ en sus actividades cotidianas. Pero no puede quedar al margen la pregunta por la pregunta: has pensado ¿qué quiere Dios de tu vida?, ¿no será que Dios te llama a consagrarte en la vida sacerdotal o religiosa? No tener miedo a responder con valentía y generosidad.
La conciencia de la Iglesia es que Dios llama a quien quiere: “no son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido”. Jesús ha dicho: “rueguen al dueño de la mies, para que envíe obreros a su mies”. Por esto no puede faltar la oración por las vocaciones en las parroquias ni mucho menos en las familias.
Dios sigue llamando. Pero hay que ayudar a los jóvenes a que puedan responder a esta llamada de Dios. Y esto es el objetivo de la pastoral vocacional. No podemos ignorar el rol fundamental que tienen las familias en este sentido. Una comunidad que vive su fe con coherencia tendrá siempre las vocaciones. Ahora que se habla de la misión continental es un buen momento para recordar esta misión que tienen los padres de familia para ayudar a sus hijos a responder a Dios sobre todas las cosas.

abril 23, 2009 Posted by | DISCÍPULOS, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, FAMILIA CRISTIANA, MISION CONTINENTAL | , , , , , , , | Deja un comentario

Comentario n. 301-303

La familia es una institución de una gran relevancia a nivel humano, y por consiguiente también para la formación cristiana.

La familia es “fuente de valores humanos y cívicos“: es en el seno familiar donde la persona adquiere la formación para vivir y convivir en la sociedad. Dado que la persona es un ser social por naturaleza, es decir, no puede realizar su existencia, su vida, su proyecto personal por sí mismos, sino que siempre es necesario contar con un ambiente, con unas personas, con otros que le ayudan en el crecimiento personal.

La familia tiene su fundamento en el matrimonio. Hombre y mujer deciden realizar un proyecto juntos, se comprometen a vivir de modo estable el uno para el otro. El matrimonio es ese compromiso establecido sobre la base del amor y la libertad, entre dos personas que libremente aceptan el vínculo que les une de modo indisoluble.

En la medida que la familia cumple su función la sociedad se fortalece y se enriquece.  Es por esto que la Iglesia proclama con claridad la  verdad del matrimonio y la familia, como instituciones que solo pueden estar a disposición del bien de la persona, de su desarrollo y crecimiento integral.

Creo que todos somos conscientes que crecer en una familia unida es la mejor escuela de la vida. Cuando papá y mamá saben estar a la altura de sus responsabilidades, ellos mismos experimentan la alegría de entregarse mutuamente y por sus hijos.

Y por otra parte también nos damos cuenta que cuando un matrimonio se rompe, es un mal y sufrimiento para todos. Dentro del plan de Dios, está que hombre y mujer vivan su “alianza” de amor durante toda la vida. El paradigma de este amor lo encontramos en Dios mismo, que ha querido hacer una “Alianza con los hombres” y Dios es fiel a esta Alianza. En el fondo, y como causa última, es el pecado el que rompe esta unidad entre Dios y los hombres, y como consecuencia también entro los hombres entre sí. El divorcio no puede ser una bien  ni para los esposos ni para los hijos. Es sobre la unidad del amor que se funda la persona.

Tener matrimonios fuertes, sólidos, bien constituidos, hogares donde se acoge generosa y responsablemente, familias que educan a sus hijos es algo que entra dentro de la misión de la Iglesia. En la medida que papá y mamá viven su fe, se ponen en disposición de transmitir la fe. Este es el mejor modo de cumplir la gran misión continental que la Iglesia quiere impulsar. En la experiencia diaria es donde se realiza la formación cristiana de los hijos, y no sólo en los momentos aislados.

La pastoral familiar tiene un lugar importantísimo para hacer descubrir a los matrimonios que no pueden olvidar o poner en segundo plano la formación cristiana de los hijos. Todo esto viene facilitado cuando hay conciencia de la dignidad del matrimonio.

marzo 21, 2009 Posted by | FAMILIA, FAMILIA CRISTIANA, IGLESIA, MISIÓN, MISION CONTINENTAL | , , , , , , , | Deja un comentario