Discípulos y Misioneros

Documento de Aparecida: Texto y Comentarios

Comentario n. 432-436

De la constatación del valor de la familia y del matrimonio deben extraerse algunas consecuencias para el trabajo pastoral  de las diócesis. En primer lugar, una pastoral familiar que trabaja al interno de la iglesia local y, en segundo lugar, que sea capaz de promover una cultura que favorezca a la familia, en sus diferentes miembros.

El anuncio de Cristo, de su obra redentora, y de su celebración en los sacramentos, debe llevar a la convicción que el hombre y la mujer han sido sanados en su interior para que puedan responder a la vocación familiar, como padres y madres responsables. Las rupturas que amenazan a la familia, nacen del corazón, y de poca confianza en la gracia de Dios para vivir una unión que supone la entrega para toda la vida. Los jóvenes cristianos tienes que estar convencidos, porque lo creen y porque se lo proponen, que el matrimonio es una vocación que exige darlo todo.

La Iglesia no puede dejar de  proponer a todos, y en particular  a los creyentes, el gran valor del matrimonio. Si es verdad que algunos matrimonios fallan, esto no es motivo para no poner de relieve los valores que custodia la familia, como educadora en valores y constructora de humanidad.

mayo 6, 2010 - Posted by | FAMILIA CRISTIANA, IGLESIA, MISION CONTINENTAL | , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: