Discípulos y Misioneros

Documento de Aparecida: Texto y Comentarios

Comentario n. 406

Es probable que quien lee los numerales precedentes piense que, hacer esta reflexión en un documento de la Iglesia, sea como tomar campo en la política partidaria. No se trata de esto. Simplemente es proponer a los creyentes los principios del Evangelio en la construcción de la sociedad.  La tarea actual es: la sociedad la construimos todos los que formamos parte de ella, y nosotros, tenemos mucho que aportar a favor de la persona. El Evangelio ilumina la vida del hombre y ayuda a que se reconozca sus valores fundamentales.

Ante todo estas sugerencias se refieren a los católicos laicos. A esa gran mayoría de hombres y mujeres que forman el tejido social. A los hombres y mujeres que cada día se empeñan en distintas tareas y ocupaciones humanas. Y por supuesto, a todo hombre de buena voluntad.

Es necesario que los valores del evangelio sean vividos en la familia y en la sociedad. Se vuelve necesario que ninguno renuncia a ser protagonista desde su condición en que vive. Ser protagonista en el mundo de hoy, participando en la vida democrática. Ninguno tendría que sentirse ajeno a proponer la solidaridad humana y la justicia social como caminos de progreso y libertad. Quizá convendría recordar aquella recomendación de san Pablo: “todo lo bueno, noble y justo” tienen que apoyarlo.

febrero 7, 2010 - Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, FAMILIA CRISTIANA, MISION CONTINENTAL | , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: