Discípulos y Misioneros

Documento de Aparecida: Texto y Comentarios

DOCUMENTO DE APARECIDA N. 406

8.5 Globalización de la solidaridad y justicia internacional

406. La Iglesia en América Latina y en El Caribe siente que tiene una responsabilidad en formar a los cristianos y sensibilizarlos respecto a grandes cuestiones de la justicia internacional. Por ello, tanto los pastores como los constructores de la sociedad tienen que estar atentos a los debates y normas internacionales sobre la materia. Esto es especialmente importante para los laicos que asumen responsabilidades públicas, solidarios con la vida de los pueblos. Por ello, proponemos lo siguiente:

a) Apoyar la participación de la sociedad civil para la reorientación y consiguiente rehabilitación ética de la política. Por ello, son muy importantes los espacios de participación de la sociedad civil para la vigencia de la democracia, una verdadera economía solidaria y un desarrollo integral, solidario y sustentable.

b) Formar en la ética cristiana que pone como desafío el logro del bien común, la creación de oportunidades para todos, la lucha contra la corrupción, la vigencia de los derechos laborales y sindicales; hay que colocar como prioridad la creación de oportunidades económicas para sectores de la población tradicionalmente marginados, como las mujeres y los jóvenes, desde el reconocimiento de su dignidad. Por ello hay que trabajar por una cultura de la responsabilidad a todo nivel que involucre a personas, empresas, gobiernos y al mismo sistema internacional.

c) Trabajar por el bien común global es promover una justa regulación de la economía, finanzas y comercio mundial. Es urgente proseguir en el desendeudamiento externo para favorecer las inversiones en desarrollo y gasto social, prever regulaciones globales para prevenir y controlar los movimientos especulativos de capitales, para la promoción de un comercio justo y la disminución de las barreras proteccionistas de los poderosos, para asegurar precios adecuados de las materias primas que producen los países empobrecidos y normas justas para atraer y regular las inversiones y servicios entre otros.

d) Examinar atentamente los Tratados intergubernamentales y otras negociaciones respecto del libre comercio. La Iglesia del país latinoamericano implicado, a la luz de un balance de todos los factores que están en juego, tiene que encontrar los caminos más eficaces para alertar a los responsables políticos y a la opinión pública acerca de las eventuales consecuencias negativas que pueden afectar a los sectores más desprotegidos y vulnerables de la población.

e) Llamar a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a poner en práctica principios fundamentales como el bien común (la casa es de todos), la subsidiaridad, la solidaridad intergeneracional e intrageneracional.

enero 24, 2010 Posted by | DOCUMENTO DE APARECIDA, ENCUENTRO CON JESUCRISTO, MISION CONTINENTAL | , , , , , | 4 comentarios

Comentario n. 399-405

Vuelvo a los comentarios después de unos días sin poder  hacerlo. Espero que los lectores no se hayan aburrido de esperar los numerales del Documento de Aparecida. El anuncio del Evangelio lleva a reconocer a la persona humana una dignidad nueva: la de ser hijo de Dios. Desde esta perspectiva se sitúa el actuar de la Iglesia. Cada hombre ha sido querido y amado de un modo particular por Dios.

Viendo la situación de muchos grupos de personas que parecen olvidadas en la sociedad, el documento de Aparecida propone una acción social guiada por los principios de la Doctrina Social de la Iglesia. Significa poner a la persona como centro de la sociedad. Parece sólo una definición pero en realidad significa hacer una distinción de valores según el evangelio.

La pastoral social se ocupa en muchos lugares de hacer llegar una ayuda material y una promoción de la persona para que sea sujeto de su propio desarrollo. Pero también es parte de esta pastoral la promoción del actuar social responsable de los cristianos en la sociedad. Una visión de la sociedad guiada exclusivamente por los intereses económicos termina marginando a quien no puede aportar según estas categorías. Cosa que no puede ser. Promover la solidaridad en la sociedad significa despertar la conciencia que la persona debe ocupar un puesto esencial en las políticas de la sociedad.

enero 21, 2010 Posted by | DISCÍPULOS, DOCUMENTO DE APARECIDA, MISION CONTINENTAL | , , , , , | Deja un comentario