Discípulos y Misioneros

Documento de Aparecida: Texto y Comentarios

Comentario n. 143-148

Hablar de la misión supone explicitar en qué consiste esta misión.  Después de mencionar la originalidad del llamado de Jesús,  de la universalidad del mismo, de la necesidad de configurarse con el Maestro ahora se menciona el “envío”, es decir la participación en la misión.

Una misión actual. “Jesús salió al encuentro de personas en situaciones muy diversas: hombres y mujeres, pobres y ricos, judíos y extranjeros, justos y pecadores…, invitándolos a todos a su seguimiento“. También hoy sigue llamando, a hombres y mujeres de nuestro tiempo para dar una respuesta de discípulos.

La misión se entiende como una consecuencia, ¿consecuencia de qué? Una consecuencia del conocer a Jesucristo. Jesús es “el mismo ayer, hoy y siempre” no cambia, por lo tanto su amor y su misericordia son eternas para todos.

Si el Maestro no cambia, entonces el que  tiene que cambiar es el discípulo. Y cuando en el discípulo comienza a operarse esta transformación interior, entonces los frutos comienzan a notarse. El camino fue así para los apóstoles: primero fueron llamados, estuvieron con el Señor, le acompañaron en su vida, se sorprendieron y asustaron ante la pasión, se regocijaron al verlo resucitado, luego fueron confortados con el Paráclito, y de este modo, fueron enviados: “vayan por todo el mundo”.

Podría decirse que lo mismo tendría que suceder con cualquier otro discípulo: mientras no se produzca esta “sintonía” del discípulo con el Maestro, mientras el discípulo no sienta “arder” en su corazón la misión  del Señor, no dará un paso para anunciarlo, es decir para testimoniarlo.

Y con esto volvemos a la consideración sobre la santidad, y aclara las posibles interpretaciones equivocadas: “la santidad no es una fuga hacia el intimismo o hacia el individualismo religioso, tampoco un abandono de la realidad urgente de los grandes problemas económicos, sociales y políticos de América Latina y del mundo y, mucho menos, una fuga de la realidad hacia un mundo exclusivamente espiritual“.

junio 18, 2008 - Posted by | IGLESIA, MISIÓN | , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: