Discípulos y Misioneros

Documento de Aparecida: Texto y Comentarios

ECOS DE LA SEMANA SANTA

En los días de la Semana Santa me fui a una parroquia de San Pedro y San Pablo, diócesis de Milán, es la misma parroquia donde estuve para Navidad. Y allí celebré junto con la comunidad estos momentos centrales de la vida cristiana: la Pasión, la muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. De un modo especial ayudé con el Ministerio de la Reconciliación.

No estuve en un lugar donde no llega el sacerdote, sino que estuve en la parroquia. Hay un párroco y un vicario, don Maurilio y don Lorenzo, y de ribete llega otro sacerdote más. Allí en la parroquia se hace todo. Claro que la parroquia no es grande en territorio y el acceso es relativamente  fácil para el que quiere asistir.

Las confesiones ocuparon buena parte de mi tiempo, pero no era sólo yo el que confesaba, algunas días estuvimos cuatro, y hasta seis confesando. Debo decir que el precepto de “confesarse al menos en Pascua” tiene mucho arraigo. Y por esto debe haber algún sacerdote disponible. Se había organizado confesiones de todo tipo, por los cursos de escuela, unos niños que hacía su primera confesión, y luego para toda la comunidad. En la Misas había bastante participación. Gracias por los que se acordaron de rezar por nosotros el Jueves Santo.

Procesiones solamente tuvimos dos, una el Domingo de Ramos y otra para el Vía Crucis, nada más. Creo que por aquí no tiene mucho arraigo las procesiones, al menos en Semana Santa,

El otro aspecto al que estuve atento fue aprender del Rito Ambrosiano. En la Semana Santa pude descubrir otros aspectos del modo de expresar la fe, y precisamente porque no es como hasta hoy lo tenía aprendido. Tanto las oraciones como las lecturas no son las mismas, alguno que otro signo que ayuda  y guía la celebración. Para mí esto fue interesante, por esto es otro rito.

Por lo que respecta al clima, fue una semana bastante fría. No por estar a los inicios de la primavera el tiempo había mejorado. Si alguno vio imágenes de las celebraciones del Papa, allí se podía ver cómo la lluvia hizo fuerte presencia. Y para concluir, el Domingo de Resurrección, amaneció nevando, claro que fue por poco tiempo, pero luego el día mejoró bastante. Creo que por lo que otros estuvieron con mucho calor, yo estuve con frío, pero todos unidos en la misma fe.

marzo 28, 2008 - Posted by | IGLESIA | , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: